actividades diarias…..

¿Las actividades diarias cuentan como ejercicio?

Todos quemamos gasolina durante la rutina diaria, e inclusive existe un nombre para ello: actividad termogénica sin ejercicio o NEAT (por sus siglas en inglés). Es la energía que utilizamos para cada cosa que hacemos, desde subir las escaleras hasta mandar mensajes de texto, y con un poco de imaginación, es fácil convertir las actividades mundanas en grandes oportunidades para quemar calorías –no requiere gimnasio.

Puede este NEAT –o actividades contar realmente como ejercicio? No dejes de ir al gimnasio, sigue leyendo… para la mayoría de las personas, las actividades diarias como comprar o trapear no logran ser lo suficientemente fuertes como para restar muchas calorías; se recomienda una guía de ejercicios. Cada pasito que se da, cuenta.

Desde el salón de clases hasta la lavandería, las oportunidades de mantenernos activos, están entre nosotros. Desde apagar la lámpara y escribir textos con un poco mas de velocidad, energía e intensidad, los usuales que haceres pueden volverse unos grandes aliados en la quema de calorías. Te explico.

-          Comprar. No importa si la compra es en el supermercado o en la plaza, comprar significa caminar, y caminar quema calorías (hablamos de 120 a 150 por media hora). ¿Quieres quemar más? Estaciónate lo más lejos posible de la entrada para añadir unos pasos y trata de subir por las escaleras (no eléctricas), esto puede quemar más calorías por minuto que trotar.  Sube dos escalones a la vez para obtener beneficios.

-          Limpiar. Aspirar o barrer puede quemar 150 calorías por hora. Lleva el cesto de la ropa sucia al frente del cuerpo y mientras caminas gira de lado a lado para un rápido ejercicio de los oblicuos.

-          Cocinar. Treinta minutos de cortar vegetales o lavar ollas puede quemar 75 calorías, añade ejercicio isométrico para el glúteo con solo apretar y relajar los mismos. Si piensas batir, hazlo a mano para activar los músculos del brazo.

-          Sentarte. Sentarte en clases, juntas, reuniones o frente a la computadora con la espalda derecha puede que no queme muchas calorías, así que pon a trabajar los hombros contrayéndolos hacia arriba.

Estos son algunos ejemplos, tener  la mente abierta es la clave para mantenerse activo cada día.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • Twitter